El humidificador es un pequeño aparato que ayuda a restaurar y mantener el nivel correcto de humedad en cualquier estancia, evitando así que el aire se se seque demasiado y pueda ser perjudicial para la salud.

Quizás tengas uno en casa pero nunca has pensado en encenderlo, ya sea por no saber cual es su función, los beneficios que puedes obtener al utilizarlo o si tiene algún inconveniente.

En humidificadores.net queremos aclararte todas las dudas que te puedan surgir en el momento de comprar un humidificador, de esta forma podrás tener una idea clara de lo que tratan de hacer estos aparatos y cuál es su finalidad principal.

Sigue leyendo y descubrirás todos los detalles sobre estas máquinas, que pueden llegar a convertirse en unos aliados perfectos para tu salud.

Comprar humidificador barato

¿Qué es un humidificador? ¿Para qué sirve?

Como hemos comentado anteriormente, un humidificador es un dispositivo eléctrico que sirve para mantener el nivel correcto de humedad en el aire, ideal para utilizarlo en ambientes con un porcentaje de humedad relativa baja.

Esta sequedad en el aire puede acentuarse en verano, debido a las altas temperaturas, o durante el invierno, ya que el uso de la calefacción para hacer frente a las bajas temperaturas puede provocar que el aire de la habitación se seque, siendo necesario el uso de humidificadores para estabilizar la humedad del hogar mediante la emisión de vapor.

Si el ambiente es seco, puede provocar diferentes problemas en nuestra salud. Pero un buen humidificador puede proporcionar la cantidad óptima de humedad necesaria para el ambiente de cualquier estancia. Hay numerosos beneficios en el uso de estos aparatos para el hogar.

Humificadores baratos recomendados

Ventajas y beneficios de un humidificador

El aire es un componente esencial de nuestra vida y es importante para nuestro bienestar que los niveles de humedad en el aire sean adecuados. Si el ambiente es demasiado seco podemos notar sus efectos negativos en nuestra salud, como por ejemplo:

  • Sequedad de las membranas mucosas (nariz y garganta) que provoca dolor de garganta y nariz tapada
  • Irritación de las vías respiratorias
  • Sequedad en los ojos que pueden provocar una conjuntivitis
  • Piel seca que puede evolucionar en dermatitis o eczema
  • Labios agrietados
  • Alergias provocadas por la proliferación de ácaros
  • Presencia de virus y bacterias: algunos virus, como el de la gripe, aumentan su resistencia y propagación cuando los niveles de humedad son bajos.

Estos efectos se pueden notar especialmente en invierno, ya que la calefacción reduce el nivel de humedad en el aire y esto puede ser un problema para nuestra salud.

Beneficios humidificadores

Por eso los humidificadores son particularmente apreciados por las personas con problemas respiratorios. De hecho, la sequedad del ambiente tiene un impacto muy directo en nuestra salud al crear problemas respiratorios como toses incesantes, resfriados, secreciones nasales no deseadas e incluso rinofaringitis y ataques de asma. Pero eso no es todo, el aire demasiado seco puede provocar envejecimiento prematuro de la piel y dolores de cabeza, por ejemplo.

Con un nivel de humedad adecuado, el aire es mucho más transpirable y tu sistema respiratorio estará mucho mejor protegido de todas las bacterias presentes en él, especialmente si utilizas aceites esenciales, conocidos por sus beneficios para la salud. Éste es el motivo por el que cada vez más padres utilizan estos dispositivos en las habitaciones de sus hijos.

Algunos modelos de gama media-alta permiten controlar con extrema precisión el nivel de humedad de la habitación para que el dispositivo se ajuste de la mejor manera posible a tus necesidades y establezca el nivel óptimo para tu comodidad y salud.

En definitiva, estos aparatos tienen grandes ventajas que no deben ser ignoradas. Con una pequeña inversión podrás notar que tu salud mejora día a día.

Tipos de humidificadores

Humidificadores de vapor frío

Humidificador de vapor fríoUn humidificador de vapor frío utiliza agua fría y vibración en la creación del vapor. Al utilizar solamente agua fría, son una gran opción para el cuarto de los niños o el dormitorio del bebé. No existe riesgo de escaldadura con agua caliente, como lo hay con los humidificadores de vapor caliente.

Debido a que el agua no se calienta, los humidificadores de vapor frío tienen un mayor riesgo de liberar bacterias y esporas de moho en el aire. El agua estancada dentro de la máquina es un caldo de cultivo perfecto para microorganismos. La limpieza adecuada y la desinfección de la máquina pueden ayudar a prevenir este problema. Para evitar esto, el agua se debe vaciar después de cada uso. La máquina debe limpiarse tras cada uso y debe utilizarse un limpiador desinfectante regularmente, asegurándose de secar completamente el depósito y añadiendo agua fresca antes de cada uso.

Humidificadores de vapor caliente

Humidificador de vapor calienteUn humidificador de vapor caliente utiliza el agua caliente para crear el vapor en la habitación. Al calentarse el agua hay menos riesgo de bacterias y esporas de moho en el aire. La limpieza y el mantenimiento de la máquina apropiados eliminarán además cualquier otro posible riesgo. Esto incluye limpiar y desinfectar la máquina regularmente y cambiar los filtros según sea necesario.

Los humidificadores de vapor caliente son ideales para tratar los resfriados y la congestión, tan habituales en los meses de invierno. Muchos de ellos permiten agregar medicamentos líquidos al agua para ayudar a aliviar los síntomas. Debido al uso de agua caliente, no son la mejor opción para su uso en el dormitorio de los niños. Siempre existe el riesgo de quemaduras si el niño hace que el aparato se caiga. Esto es particularmente peligroso con bebés o niños pequeños.

Humidificadores ultrasónicos

Humidificador ultrasónicoUn humidificador ultrasónico utiliza las vibraciones del sonido en altas frecuencias para producir un vaho muy fino. Esto ayuda a que sean muy silenciosos, ya que para hacer todo este proceso apenas emiten ningún tipo de sonido. Además, el vapor que producen es fresco, a diferencia de los humidificadores de vapor caliente, haciéndolos también más seguros. Su consumo eléctrico también es muy bajo (entre 20W a 35W).

Por otro lado, los humidificadores ultrasónicos solo pueden utilizarse con agua y está absolutamente prohibido el uso de cualquier otra sustancia liquida, ya que podría tener una reacción adversa a la deseada, lo que podría ocasionar problemas en la maquinaria que acaben ocasionando un daño irreparable, además de que el vapor emitido podría ser perjudicial para la persona que lo acabe inhalando.

Otra cosa muy importante son las consideraciones que debemos tener presentes en cuanto a su mantenimiento, ya que es conveniente limpiar el humidificador cada vez que se use para evitar que la acumulación de partículas puedan impedir su correcto funcionamiento. Como cualquier otro aparato que tengamos, es importante cuidarlo lo máximo posible y evitar hacer “experimentos” con ellos, colocando productos no adecuados que pueden alterar su correcto funcionamiento. Este tipo de humidificadores son recomendables si tienes niños pequeños en casa, ya que, al ser silenciosos, se pueden tener funcionando por las noches sin que sean una molestia para los más pequeños.

Humidificadores para bebés

Humidificadores para bebéLa sequedad en el ambiente puede ser algo llevadero para nosotros pero puede no serlo tanto para niños y bebés, por eso siempre es bueno tener un humidificador en su habitación. Los niños están a menudo sujetos a alergias, resfriados e infecciones de las vías respiratorias y una ambiente demasiado seco debido, por ejemplo, a la calefacción durante las épocas de frío, puede acabar acentuando esos problemas. Una tasa de humedad adecuada favorece el correcto funcionamiento de las vías respiratorias, ya que ayuda a tener una respiración mejor y facilita la disolución de mucosidades.

Un humidificador para bebé suele tener diseños divertidos y coloridos, para que no desentone en las habitaciones de nuestros pequeños. Muchos, además, también están adaptados para utilizar lociones balsámicas.

¿Cómo usar un humidificador?

Estos son algunos aspectos que debes tener en cuenta para el correcto funcionamiento de los humidificadores:

Limpiar el tanque de agua y poner agua

El primer paso de todos es retirar el tanque de agua del humidificador y lavarlo con jabón antes de usarlo. De esta forma, eliminarás los restos químicos del proceso de fabricación del mismo y evitarás respirarlo y poner en riesgo tus vías respiratorias.

Una vez que ya esté limpio el tanque debes echarle agua destilada hasta que esté lleno o hasta que llegue a la raya que marque el límite. Hay algunos humidificadores que pueden llenarse con agua corriente pero nuestro consejo es que utilices agua destilada, ya que te ayudará a respirar con más pureza y a evitar infecciones.

Acomodar los humidificadores

Como todos los humidificadores del mercado, el tuyo tiene una parte por la que echa el vapor. Así pues, siempre debe estar colocado en una zona alta y nivelada de la casa para que pueda llegar con más efectividad a toda la habitación. Y por cierto, evita colocar el humidificador en un lugar donde hay una leja encima, ya que ésta (y sus objetos) tiende a humedecerse.

Encender los humidificadores y ajustarlos

Ahora sólo te queda conectar el humidificador y empezar a disfrutar de sus beneficios. Eso sí, es posible que también tengas que hacer alguna serie de ajustes para adaptarlo a tu forma de vida. Por tanto, si no sabes cómo se hace, simplemente debes consultar el manual de instrucciones.

Limpieza periódica

Ya tienes tus humidificadores a pleno rendimiento dándole un poco de humedad a tu casa, así que tu única preocupación ahora mismo es mantenerlos medianamente limpios. En este caso, la limpieza es muy importante porque si no está correctamente limpio es posible que se ensucie y se formen bacterias que pueden afectar a tus pulmones.

¿Qué humidificador comprar?

Si estás pensando adquirir un humidificador es necesario tener en cuenta varios aspectos, desde la climatología en el lugar donde vives, el tipo de aparato (con sus pros y contras correspondientes), las dimensiones de la habitación donde se utilizará, etc.

Una de las cosas que debes tener presente es la capacidad del tanque o depósito que contendrá el agua que luego se evaporará, ya que las horas de uso del aparato sin que tengamos que preocuparnos de rellenar el depósito dependerán de la capacidad de almacenaje que tenga. Otro aspecto a tener en cuenta es cuan silencioso quieres que sea tu aparato humidificador, ya que puede ser un factor decisivo a la hora de decantarse por uno u otro modelo. Ten presente los filtros y los diferentes modelos que te brinda el mercado, ya que algunos vienen con tecnología anti-microbiana que garantizan el mayor cuidado para tu salud y la de tu familia.

Qué humidificador comprar

También es necesario tener en cuenta las dimensiones y distribución de la habitación donde se vaya a utilizar el humidificador, para que el aire que vayamos a tener en nuestro lugar de reposo sea el adecuado para poder respirar tranquilamente y así poder seguir desempeñando nuestro día a día con total normalidad. La elección correcta del humidificador nos ayudará a descansar muchísimo más y evitar cualquier tipo de dolencias que pueden afectar a nuestras vías respiratorias, tales como dolor de garganta, resequedad al hablar o cualquier otro problema consecuencia de un ambiente demasiado seco.

Otro aspecto en el que debemos hacer hincapié a la hora de encontrar el equipo perfecto, es el mantenimiento que tendremos que dar a estos equipos, ya que algunos de ellos nos exigirán un mantenimiento mayor, dependiendo de la clase de humidificador que tengamos y el tipo de agua que utilicemos. En cualquier caso, debemos seguir las indicaciones del fabricante para saber si únicamente podemos utilizar agua o también otro tipo de líquidos preparados específicamente para estos aparatos.

En conclusión, podemos decir que el modelo ideal es uno que tenga un consumo bajo de electricidad pero que sea capaz de volver a los niveles de humedad adecuados en poco tiempo. También debería tener un temporizador y la posibilidad de detenerse cuando el depósito esté vacío, para evitar el derroche innecesario de energía cuando estamos fuera de casa durante varias horas y hemos dejado el humidificador funcionando. Otro aspecto que no debemos olvidar es el ruido que emiten, ya que un modelo con un nivel de decibelios elevado puede llegar a ser bastante molesto.

Si quieres tener algunas ideas sobre qué humidificadores comprar, puedes consultar nuestro análisis de los mejores humidificadores.

Humificadores baratos recomendados

Compártelo: